La responsabilidad en la prioridad de tus acciones

Unas amigas que hasta hace poco trabajaban por cuenta ajena compartían, que tenían la sensación que ahora perdían el tiempo. Ambas coincidían que antes hacían más cosas. Cuando dejas de trabajar para otros, al principio se da una especie de “miedo al vacío”: tantos años con el tiempo ocupado por demandas externas (tareas, reuniones, luchas de poder, fuegos que extinguir…) que, cuando lo tenemos de nuevo en nuestras manos, a veces nos preguntamos “y ahora qué hago con esto”? Sin embargo, no creo que mis amigas tan sólo estén sintiendo ese tipo de miedo, creo más bien, que estaban teniendo problemas en darle prioridad a sus acciones y en asumir esa responsabilidad.

Cuando trabajas por cuenta ajena, tú no decides que tareas realizar, sino las prioridades te las marcan tus jefes. Esto supone que una media del 33% de tu tiempo, deciden otros por ti. Con el tiempo restante, las prioridades te las determinan las urgencias, y si le añadimos, que anteriormente a la etapa laboral te establecían las prioridades tus profesores, y tus padres…, no has aprendido a priorizar las acciones que ocuparán tu tiempo, no dispones de ese hábito. En mi opinión, uno de los grandes cambios de pasar a trabajar por cuenta ajena a propia, no sólo es superar el vacío de cómo llenar esas horas, sino de adquirir el hábito de priorizar las acciones y en cuales pones tu foco.

Existen diversas investigaciones y estudios que demuestran que nuestro cerebro, nuestra mente, necesita un mínimo de 21 días para instalar nuevos hábitos, es decir para crear nuevas conexiones neuronales. Por tanto, la cuestión es ir desarrollando ese hábito durante esos primeros 21 ó 30 días. Recuerda, que llevas con una inercia muchos años de tu vida, y ese cambio, si quieres que perdure,  no se logra de un día para otro. Ponte metas cortas, cambia un hábito, luego otro…sé consciente de esos pequeños logros para conseguir otros. Acción continuada, prueba, equivócate… un día comprobaras que te has vuelto responsable de cada minuto de tu tiempo.

Ahora, sólo hay una persona responsable de realizar ese cambio de hábito y esa persona, eres .

Acerca de Raquel Manchado

Soy un individuo curioso, creativo e innovador, que siempre va más allá de lo que a simple vista se ve, y que aspiro a algo sencillo: ser feliz.
Esta entrada fue publicada en Coaching, Emprender. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s