PGO S/C: Interés público vs interés privado

El miércoles llamé a un buen amigo y le pregunté ¿por favor, me puedes explicar lo que ha pasado con el Plan General de Ordenación de S/C de Tenerife? “No tiene explicación, salvo que dicen que el hombre proviene del mono y en mi opinión, aún sigue procediendo del mono“, me respondió. La Comisión de Ordenación Territorial y Medio Ambiente de Canarias había pospuesto la aprobación del PGO, “se había quedado sobre la mesa” condición que había impuesto el PSC para pactar con CC en el Ayuntamiento de S/C.

Se presupone que la “clase política” vela por el interés público o colectivo ante el interés privado o particular, o por lo menos, yo lo planteaba así en alguna entrada anterior, o eso creo, es lo que debiera ser.
Realmente, ¿qué subyace en la decisión de no aprobar el Plan General de Ordenación de S/C de Tenerife? ¿Cual es el objetivo, que hay detrás de esa acción? ¿Un interés público o privado ¿Beneficia o perjudica esta decisión a sus ciudadanos? ¿A muchos, o a pocos? Hay quien opina, que ha sido un PGO muy caro, y…¿no será más costoso si ahora nos deshacemos de él y empezamos de nuevo? Mi fuerte no son los números, pero sí tengo claro, que si algo es caro, no usarlo y rehacerlo, saldrá el doble de caro. Además sólo se habla del coste del PGO en términos de honorarios técnicos, y… ¿cuanto ha costado los recursos humanos y materiales que ha empleado la administración local, insular y autonómica en esta década, para su elaboración? ¿Qué coste ha supuesto tanto retraso?
¿Por qué, cuando la clase política menciona la contención del gasto, de las pocas acciones, es la reducción de sueldos? ¿Para cuando la economía en las acciones? ¿Cuando vamos a incorporar en nuestras acciones (o no acciones) la variable económica? Hacer o dejar de hacer algo, siempre tiene unas consecuencias y un coste económico. Si además le añadimos, que en urbanismo, los resultados de una acción (correcta o incorrecta) tardan años en evidenciarse (pongase de ejemplo, la fecha entre la elaboración de las valoraciones municipales de los terrenos de las Teresitas y las imputaciones… más de ocho años) y uno no recuerda que fue lo que originó el problema, sólo el humo que algunos se encargan de avivar. Yo me pregunto, que supondría para una ciudad como S/C, capital de provincia, que no se apruebe su planeamiento general? Los que están a favor de que este planeamiento no se apruebe, no tendrán en su discurso como solución para salir de la crisis, activar el tejido económico y transformar la ciudad? ¿Con un planeamiento (el vigente) elaborado a finales de los años 80? ¿Tan mal elaborado está? ¿Y el resto del planeamiento en Canarias? ¿Tantos errores tiene el documento, que no se ha podido subsanar en todo este tiempo? ¿Para que cambiamos las leyes, si luego no somos capaces de ejecutar los instrumentos en los que veríamos su resultados?
Dice el Talmud, “No vemos el mundo como es, sino como somos“.
Al final va a resultar que el interés público como tal no existe, sino la imagen que cada uno tiene de ese interés, y en mi opinión creo conveniente volver a definir que es el interés público, porque existe una “ligera confusión”.

Acerca de Raquel Manchado

Soy un individuo curioso, creativo e innovador, que siempre va más allá de lo que a simple vista se ve, y que aspiro a algo sencillo: ser feliz.
Esta entrada fue publicada en Urbanismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s