El sistema de factores limitantes

El marco urbanístico legislativo descrito en entradas anteriores, crea un sistema de factores limitantes a la hora de diseñar y crear el proyecto de ciudad.

Cada disciplina posee su propio código y en algunos casos muestran similitud, ocasionando ruido en la comunicación entre los diferentes agentes que intervienen. Por ejemplo, el catastro considera edificación urbana, a toda edificación con independencia del suelo sobre el que se encuentre. Costas considera núcleo urbano, a aquel conjunto de edificaciones, que no se encontraban sobre suelo urbano según el urbanismo con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Costas. Y es el urbanismo al clasificar un suelo como urbano, el único que determina su régimen jurídico, y por tanto la posibilidad de edificar. De ahí el esfuerzo que están realizando muchas administraciones para sistematizar la información y clarificar el código con el que comunicarlos.

Quizás ha llegado el momento de recordar, ¿para qué hemos creado esas disciplinas?

Acerca de Raquel Manchado

Soy un individuo curioso, creativo e innovador, que siempre va más allá de lo que a simple vista se ve, y que aspiro a algo sencillo: ser feliz.
Esta entrada fue publicada en Urbanismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s